El día que supe que iba a ser padre

Publicado: febrero 25, 2016 en Uncategorized

El dia que supe que iba a ser padre, fue un 23  de Diciembre. Prácticamente víspera de Navidad. No recuerdo qué tiempo hacía, pero dado el invierno que hemos tenido, intuyo que bueno.

Mi mujer trabajaba en el hospital de noche, y yo aproveché para echar la noche con mis amigos.

Los debates sobre el resultado de las elecciones generales ocupaban, como ahora, los telediarios. Reconozco que por mi tendencia política estaba bastante molesto por el resultado. No entendía -ni entiendo- como es posible que la mayoría de la gente haya decidido que lo correcto para España es seguir como estamos. Que no debemos cambiar. Que mes tras mes de noticias de corrupción, con unas tasas de paro tremendas, es lo correcto: es el camino.

Pensaba que lo más probable es porque nos han educado en la creencia de que los partidos políticos son como los equipos de fútbol: estos son los míos. Y tengo que votarles, porque es lo que he hecho siempre, bajo el  mantra que se repite seas del equipo que seas: “es que la alternativa es peor”. Acababa de ver haciendo zappping a un periodista en la calle preguntando a una afiliada del PP, porqué les votaba conociendo la corrupción que había. Ella contestó: “El PSOE también es corrupto”. Y me pareció inquietante, porque no respondió a porqué votaba al PP, si no a porqué no votaba al PSOE. Estoy seguro de que si la pregunta hubiese sido a una afiliada del PSOE, la respuesta habría sido similar.

Porque o eres del Madrid, o eres del Atleti, o eres del Barcelona. Pero no puedes cambiar. Ni te lo plantees, chaquetero. Y es más, si te metes con mi partido, voy a alzar el tono de voz, y probablemente me ponga nervioso y eche en cara las desgracias del oponente. Del rival. Porque es lo que son los partidos políticos: rivales. Lo que supongo es curioso, dado que teóricamente lo que buscan todos es el bien de España.

Reconozco que digo esto, porque durante mi corta -o quizás ya no tan corta- vida electoral he cambiado de voto casi constantemente. He ido mirando programas y votando en consecuencia: y después programa contra realidad. Si algo no se ajusta o no me convence, mi voto cambia. Aunque sea a partidos minoritarios. Soy de la opinión de que el voto útil es el que se hace con el corazón. Que me vendan que el voto útil es para los dos o tres partidos que nos han traído a esta situación, desde luego me resulta paradójico.

Por no mencionar el hecho de que nos están educando en el odio: La casta, los rojos, los venezolanos, los etarras, los nacionalistas, los españolistas, los fachas, los de la derecha, los de la izquierda… nos están diciendo como hemos de odiarnos. Y se generan discusiones cada vez más radicales entre los de un supuesto bando y del otro. Joder, somos todos españoles. Todos en teoría votamos para buscar el bien común, ¿o algo así, no?. Y aún así tendemos a faltarnos al respeto.

Podemos ser de una u otra opinión. Es cierto, yo tengo la mía. Se ve de que pie cojeo a la legua. Y no comparto el seguir con los mismos a la cabeza. Si lo hacen mal, hay que castigarles en las urnas. Pero tengo que respetar a quien no piensa como yo.

Además,  fueron unos días en los que mi indignación me hizo interesarme y curiosear en empresas como Black Rock (leí en  algún sitio que si Black Rock fuese un país, sería la cuarta economía más potente del mundo) o Fidelity y en lo que son capaces de hacerle a un país. Y en cómo es posible que si no tienes curiosidad y te da por leer, no te enteres porque a penas salen en los medios. Hasta que te encuentras con noticias como esta, y todo empieza a cuadrar:

Click aqui: Black rock y el grupo prisa

Pero resulta que si lees con un poco más de atención, te das cuenta de que cuando en los medios usan el indicador del Ibex35 para generar esa incertidumbre y esa apología del miedo al cambio, al “más vale lo malo conocido” (¿Alguien le ha encontrado sentido alguna vez a esto? ¿Si algo es malo, no hay que cambiarlo? ¿Y si el cambio es peor? Pues se vuelve a cambiar ¿no? ¿De verdad es mejor estar mal, y seguir igual? ¿En serio?), detrás aparece  de nuevo el nombre de Black Rock:

http://www.economiadigital.es/es/notices/2015/10/blackrock-especula-con-los-13.000-millones-que-valen-sus-acciones-en-17-empresas-del-ibex-77391.php

http://www.estrategiasdeinversion.com/top-10-ei/blackrock-uno-duenos-senores-ibex-35-284968

Y  te empiezas a plantear que quizás, el cambio que necesitamos ha de ser más radical. Que el sistema sólo sirve para ordeñarnos.

Y añado además, que últimamente el Deutsche Bank está tal que así: http://www.elconfidencial.com/mercados/2016-02-09/la-alerta-roja-por-deutsche-bank-apunta-a-un-colapso-europeo-tipo-lehman-brothers_1149407/

Si nos da por mirar la entrada de la wikipedia del Deutsche Bank, además nos encontramos con esta información:

“Los accionistas con más del 3% son:

Accionistas Capital
Bandera de los Estados Unidos BlackRock 5,14%
Bandera de Suiza Credit Suisse Group 3,86%

Black Rock.

Y entonces lanzo una pregunta  al aire: ¿alguien estima de verdad que el Deutsche bank está en riesgo?

Mi opinión es la siguiente: Al banco Central Europeo, es el Deutsche bundesbank el que más capital aporta si no recuerdo mal. Prácticamente el doble que España. Si bien es cierto que el Deutsche  bundesbank es una entidad separada del Deutsche bank,  evidentemente plantearse que puedan dejar caer a semejante gigante, es como pensar que el INE en España no está politizado.

No.

Lo que va a ocurrir, de primeras, es que el Euribor tarde o temprano nos va a dar un susto. Más temprano que tarde. Aunque sea evidente que tiene que subir dado en los niveles que esta ahora, personalmente creo que va a ser algo bastante rápido. Y que en un par de años vamos a tener que estar negociando con los bancos un tipo de interés fijo, en lugar de la revisión del euribor cada semestre como tenemos algunos, para que no nos coma la hipoteca.

Y los más afectados, los que lógicamente más tardemos en salir de una crisis de la que no vamos a terminar de levantarnos. Personalmente soy de la opinión de que en Europa están creando poco a poco un pequeño tercer mundo con los países del sur.

Y si el BCE dicta las políticas Económicas, y Alemania aporta semejante capital al BCE, y mires por donde mires ves a Black Rock. ¿Quien dicta de verdad la política económica en Europa? ¿Y en España?

¿Tiene sentido de verdad, por tanto, cabrearnos por quien vota a quien? Mientras sigamos en la trampa que es el Euro, la respuesta supongo que es no.

De nuevo nos han educado en que si quieres irte de Europa, eres antisistema. Y ser antisistema tiene connotaciones negativas. Y ademas, en una cultura en la que las deudas se pagan. Incluso, aparentemente las que no originas tu:

Mi hipoteca la pago religiosamente. Y mi comunidad. Y mi factura de internet. ¿Pero por qué hay que hacerse cargo de un rescate si no me han preguntado? Alguien me dijo una vez que es como si en mi comunidad de vecinos se aprueba una derrama, y yo me niego a pagarla. Pero yo a esto le veo lagunas: Porque por un lado, en mi comunidad de vecinos votamos. ¿Por qué ha de aprobarse un rescate sin un referendum?  ¿Porque ya hemos votado a un partido político y por tanto el nos representa y puede hacer y deshacer? ¿Pero un partido que gobierna es el dueño del país o es nada más que un gestor que en cuestiones de semejante calado ha de preguntar? Y recordé el rescate de Grecia, y cómo había gente que se alegraba de que les hubiesen “castigado”. ¿En serio es motivo de alegría que un país sea cada vez más pobre? ¿Incluso cuando el FMI ha reconocido que el rescate de 2010 fue para no dejar caer a la banca Francesa y Alemana?

http://www.elsalmoncontracorriente.es/?El-FMI-reconocio-en-2010-que-el

La cuestión, es que aquel 23 de Diciembre, mi mujer vino a la habitación mientras me preparaba para irme con mis amigos, temblando. Pensé que había pasado algo. Le pedí que se sentase.

Y, entonces, me dio la mayor alegría que nunca pensé que fuese a darme. Y por un momento, todo se me olvidó. Porque sí, vamos a ser papás.

Para principios de Septiembre si todo va como debe.

Y sé cuál es el país en el que quiero que mi hijo viva. Y no es un país tercer mundista. Tampoco un país donde tengas que callar a quien votas, porque votes a quien votes vas a generar odio.

Quiero un país donde mi futuro hijo pueda tener trabajo y un sueldo digno. Donde el 20% de paro sea cosa del pasado. Donde los jóvenes tengan oportunidades, sean inconformistas, y tengan acceso a la educación que les de la gana.

Un país donde mi hijo pueda ser lo que quiera ser, coño.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s